Test A/B (n.)

¿Qué es un test A/B?

En marketing digital, un test A/B es una técnica a través de la cual se comparan simultáneamente la efectividad de dos elementos como call to actions, botones, formularios, landing pages, o banners con el objetivo de optimizar su rendimiento. A través de un test A/B se muestran aleatoriamente a los usuarios dos opciones diferentes de un mismo elemento durante un periodo de tiempo determinado para luego comparar estadísticamente la efectividad de cada uno de ellos. Es decir, para realizar un test A/B se divide a los usuarios en dos grupos: a un grupo de usuarios se le mostrará la opción A, y al otro grupo de usuarios se le mostrará la opción B del mismo elemento. Una vez que el test ha recogido suficientes datos como para que la muestra sea estadísticamente representativa, entonces se procede a analizar los resultados para entender cuál opción (la A o la B) es la más efectiva.  

¿Cómo se realiza un test A/B?

Para realizar un test A/B tienes que crear dos versiones del mismo contenido que solamente variarán en un elemento. Por ejemplo, puedes comparar la efectividad de un botón de más información, pero con tipografías o colores diferentes. Debes lanzar ambas variaciones simultáneamente y se mostrarán aleatoriamente cada una al 50% de tus usuarios. Al cabo de un tiempo, cuando tengas suficientes datos, podrás analizar los resultados. A través de estas comparaciones podrás entender cómo pequeñas variaciones en colores, frases, tipografías, estilos y diseños pueden tener grandes impactos en tus ratios de conversión u otros KPIs.

¿Cuál es el valor de los test A/B?

Realizar tests A/B te permite detectar problemas en tus recursos online como páginas web, blogs, y redes sociales. A través de su implementación puedes identificar elementos que están ocasionando que tus tasas de rebote sean mayores, que tus visitas no conviertan a leads, o que tus leads no descarguen tus contenidos. Todas estas problemáticas, entre muchas otras, afectan directamente el rendimiento de tus estrategias de inbound marketing y por ende tus beneficios. En muchas ocasiones variaciones positivas muy pequeñas en tus principales KPIs, como en las tasas de conversión, se pueden traducir en grandes impactos para tu negocio.

En el siguiente ejemplo de la agencia Cyberclick se han creado dos opciones del mismo banner para hacer un test A/B. La primera opción sigue totalmente el estilo de marca de la empresa Groupalia y la segunda opción está optimizada para campañas de performance y publicidad online.

Después de hacer el test A/B, los resultados demostraron que la segunda opción obtuvo un CTR (click through rate) 35% mejor que el CTR de la primera opción. Este caso demuestra cómo la utilización de colores llamativos y contrastes más fuerte puede afectar el rendimiento de tus banners online. Así pues, ¡es evidente cómo pequeños cambios pueden generar grandes diferencias!